Berlín, la ciudad capital de Alemania incluye la mayor concentración de arte urbano de todo el continente europeo, podría decir sin lugar a dudas que Berlín no es una ciudad, es una galería.

Desde la caída del muro se ha convertido en la capital de los artistas y personas creativas de Europa y, mas recientemente, de todo el resto del mundo, donde la libertad y las tendencias van de la mano.

Para comprender un desarrollo de este tipo en la ciudad, tenemos que irnos atras algunas décadas, cuando todo estaba controlado, sin libertad, con una arquitectura gris que ocupaba las calles del Berlín Oriental. Una vez caído el muro en 1989 y después de la reunificación en los años noventa empezaron a aparecer muchos lugares, los cuales quedaron vacíos después del proceso de reunificación, empezaron a ser ocupados. Entonces, los artistas reprimidos del lado del bloque soviético y también los artistas de todo el mundo comenzaron a reunirse en la ciudad y los colores y el arte comenzaron a flotar por todas partes. ¡Del control total a la libertad total!

Es lo mismo si está en una pared, una pequeña esquina, una puerta o una plaza interior, en esta ciudad el Arte Callejero está muy presente.

Esta será una serie. Mi idea es que cada vez que yo salga a dar un viaje en la bicicleta tomaré fotografías de los Graffitis que encuentre en el camino.

Y empieza hoy.